Fauna y Flora

La fauna y flora uruguaya es muy rica y variada.

FLORA:  El ombú,  árbol, que en realidad  es una hierba, es un gran atractivo de nuestros campos.  Su apariencia por fuera, nos recuerda a un elefante. Da mucha sombra, pero no sirve para quemar. Por lo que algunos paisanos, no lo quieren.  En La Estancia Gaucha Las Cañadas, tenemos muchos. En los arroyos y lagunas, tenemos los bosques ribereños, que crecen alrededor de los cursos de agua y forman cinturones de vegetación. Allí podremos apreciar, desde el Sarandi Blanco (phyllanthus sellowianus), sauce criollo (salix humboldtiana)podremos ver molles, pitangas, coronillas y talas, anacahuitas (schinus molle) mataojos ((pouteria salicifolia). Tambien entre las FLORES, la reina es la orquídea criolla o llamada el clavel del aire (tillandsia aeranthos). Los macachines (oxalis macachin) en épocas de otoño son una maravilla. Y si tenemos suerte ver la flor del mburucuya. Una rareza, pero que en algunos lugares se encuentra. Para quien gusta de juntar hongos, tenemos los famosos “rosé des praies”

FAUNA: en Las Cañadas, podrán apreciar, anfibios, reptiles, aves y mamíferos. La dueña de la estancia, les podrá contar de las variedades de reptiles inofensivos y que a veces la gente mata, por desconocimiento, y los reptiles que pueden ser peligrosos. Aves, en Las Cañadas, es lo que hay por doquier. Podemos hablar de una gran variedad.  De los mamíferos podrán ver  comadrejas, zorrillos, mulitas, tatu, murciélagos, apereás, liebres y con suerte algún zorro gris

El estado de la diversidad biológica nos importa Pensamos que una de nuestras misiones es contribuir a que los turistas aprendan a conocer especies y sus costumbres. Quizás nunca hayan visto en su habitat natural determinados personajes de nuestro campo.  Nos preocupa transmitir la magnitud y los problemas de conservación que existen hoy por hoy.  Si conocemos, y amamos, mantendremos para las futuras generaciones, lo que nos fue dado. En una cabalgata, o trekking por las Cañadas, podrán apreciar todo lo arriba mencionado. Queremos gente exploradora, que no sea ajena al medio ambiente.

La ganadería extensiva, y el turismo no masificado, es una buena opción, para que no se desertifiquen las praderas naturales, para que los pobladores rurales, puedan mantenerse en sus lugares de orígen, y asi contribuir a la desestacionalización del turismo de verano.